El aumento de los negocios de tipo franquicia dental en los últimos años ha sacado a relucir el debate entre las clínicas tradicionales y el modelo de franquicia. Según un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), los pacientes que escogen una clínica dental tradicional son los más satisfechos en cuanto a calidad de la experiencia y el servicio.

Si quieres conocer cuáles son las diferencias entre un tipo de negocio y otro y descubrir las ventajas de las clínicas de barrio frente a la franquicia, en el siguiente artículo te damos las claves.

Principales diferencias entre una clínica dental tradicional y una franquicia.

 

En las franquicias dentales, el equipo médico no tiene ningún poder sobre las decisiones que afectan a la empresa, ya que todo tiene que venir desde la central. En las clínicas tradicionales, por el contrario, es la propia empresa quien toma las decisiones importantes y decide qué actuaciones adoptar en cuanto a precio, tratamientos, enfoque, entre otros.

En cuanto al seguimiento de los pacientes, encontramos una de las diferencias más significativas entre una franquicia y una clínica dental tradicional: la rotación de personal.

En las primeras, tienen lugar muchos cambios en la plantilla de la clínica, por lo que es posible que tu tratamiento lo comience un doctor, lo desarrolle un profesional diferente y lo termine otro. Además de esto, la cercanía con cada paciente es muy diferente cuando los dentistas o técnicos que te tratan te conocen y han realizado el seguimiento de tus tratamientos y evolución.

Las clínicas dentales franquiciadas suelen contar con un equipo médico que atiende todo tipo de tratamientos, independientemente de los años de experiencia que tengan o la especialización de cada profesional.

El ritmo de trabajo y los precios atrayentes tienen como consecuencia la necesidad de contratación de mucho personal, contando, en la mayoría de los casos, con recién licenciados para cubrir estos puestos.

«En Clínica dental Sant Jaume optamos por la cercanía y el trato cercano con los pacientes para poder ofrecer un servicio de calidad y confianza.«

Ventajas de la clínica dental de barrio.

 

Las clínicas tradicionales o de barrio ofrecen una serie de ventajas en comparación con el modelo de franquicia. Estas son algunas de las que más influyen en la elección de una clínica dental de barrio por parte de los pacientes.

☆ Atención personalizada: no hay que seguir instrucciones o normas de un franquiciado en cuanto a tratamientos, precios u otros factores.

☆ Tecnología de última generación: en una clínica de barrio, es el director o propietario quien toma las decisiones de compra para adquirir nuevos aparatos o instrumental en cualquier momento sin tener que esperar autorizaciones de la central. 

☆ Cercanía: las clínicas de barrio brindan un trato más cercano a cada paciente, de hecho, es uno de los factores que más valoran los pacientes: la confianza y el trato familiar.

☆ Especialización: este tipo de clínicas suele contar en plantilla con un equipo médico especializado en las diferentes técnicas, tratamientos e incluso en la atención dental de urgencia.

Elegir una franquicia dental lleva implícitos una serie de conceptos como el marketing y los protocolos estandarizados. En Clínica dental Sant Jaume optamos por la cercanía y el trato cercano con los pacientes para poder ofrecer un servicio de calidad y confianza.

Clínica Dental Sant Jaume

Somos un equipo de profesionales comprometidos con la salud y estética bucodental de nuestros clientes, ofreciendo en todo momento tratamientos dentales calidad y las técnicas odontológicas más avanzadas.

Dra. María José Díaz-Gil

Escríbenos
💬¿Necesitas solicitar una cita?
Hola👋, si necesitas algo estamos por aquí para charlar por WhatsApp, no te quedes con la duda 😊